lunes, 4 de octubre de 2010

Muere Mansur Escudero en su casa de Dar as-Salam, en Almodóvar del Río (Córdoba) mientras hacía la oración del amanecer






  1. Fotografía, tomada por mi misma el 11 de Septiembre de 2010 en Córdoba, en el fin de la presentación de la candidatura de los Moriscos – Andalusíes a premio de la concordia Príncipe de Asturias, en el que tuve el placer conocer en persona a Mansur, ya que fue uno de los promotores de la candidatura.
  2. Hasta última hora luchando por un mundo sin rencores … Sin lugar a duda, fue un hombre de luz y de paz. Que Dios lo acoja en su infinita Misericordia. Amin.





Ayer según la voluntad de Dios, nos dejó nuestro querido amigo y hermano Mansur Escudero, presidente de la Junta Islámica Española.

Una noticia que ha caído como un jarro de agua fría en toda la comunidad musulmana, especialmente la española, por lo inesperado y la estima y agradecimiento que todos le teníamos y siempre tendremos.

Hasta hoy, tras publicarse la noticia en el Diario el Mundo, muchos de nosotros no sabíamos el motivo de su muerte. Al parecer, ha sido una parada cardiaca mientras hacía la oración, la que ha elevado su alma para ver el rostro de Dios.

Nadie nos hemos alegrado con esta noticia, pero a mi modo de ver, como musulmán que era, no ha podido tener muerte más bonita: durante la máxima conexión que tenemos el hombre con nuestro Sustentador, en el salat / oración y también, a escasas semanas de haber finalizado es Sagrado mes de Ramadán. Mes en el que mediante el ayuno meditamos sobre nuestros errores y purificamos el alma para volver a empezar de nuevo, para ser unas mejores personas en paz con Dios.

Hace unos días, charlando con unas amigas comentábamos que desde que nacemos, traemos destinado nuestro sustento, desde el alimento hasta la última partícula de aire que respiramos en nuestra vida y por eso, antes de morirnos, exhalamos nuestra ultima bocanada de aire y morimos. Debe ser que nuestro querido Mansur, pese gozar de buena salud, no traía más sustento destinado por voluntad de Dios.

Hace unos días, leía en webislam, portal web fundado por Mansur, que cuanto más aceptemos la muerte en vida paradójicamente más en paz viviremos hasta que ese momento llegue. De Dios somos y a Dios volvemos.

Su muerte ha sido una cosa que que me ha apenado mucho a la vez que hecho reflexionar. Seamos jóvenes o viejos, o gocemos de buena salud o no… no sabemos cuando nos va a llegar ese momento también. Todos tenemos cosas en nuestro ser que no nos gustan, que nos hacen enfadar con nosotros mismos, o que molestan a los demás. ¿Cuántas veces dejamos de hacer cosas IMPORTANTES con la excusa de la falta de tiempo? ¿Cuántas veces desaprovechamos oportunidades de hacer buenas acciones por acomodamiento? ¿Cuántas veces nos olvidamos de dar gracias a Dios por nuestras familias y bienes materiales que tenemos?

Todos recordaremos a Mansur, como una persona luchadora incansable por la libertad religiosa, la paz y convivencia entre religiones y por eso hoy todos estamos con él de todo corazón en Almodóvar del Río, dándole nuestro más sentido adiós. Todos hoy nos sentimos huérfanos tras la perdida de un padre que ha luchado por una gran familia. NUESTRA GRAN FAMILIA.

No podemos estarle más agradecidos a su intachable labor durante años y años desde la Junta Islámica y de el gran legado que nos deja conseguido con su lucha y reveindicaciones.

Dice un hadiz
Si una persona muere, cesan sus obras excepto tres: una caridad vigente, un conocimiento del cual se benefician los demás, o un buen hijo que pide por él”. (Recopilado por Bujari)."

Mi más sentido pésame a la familia y amigos cercanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada